martes, 24 de mayo de 2016

Sobre el Internet de las Cosas y como este transformará nuestro entorno

Internet of Things (Internet de las Cosas en español) o IoT por sus siglas, es uno de los  términos que frecuentemente encontramos en las noticias y artículos relacionados con las TIC por estos días. Fue acuñado por allá en 1.999 y según los expertos es una de las tendencias para este 2016, que durante los próximos años revolucionará tanto a la industria como a la forma en que vivimos.
¿Pero por qué un concepto que nació hace 17 años ha tomado tanta relevancia últimamente? A continuación breve análisis, pero primero lo necesario: ¿Qué es IoT?.
¿Qué es Internet de las Cosas?
Se conoce como IoT a la interconexión de millones de dispositivos en el mundo, dispositivos también llamados Productos inteligentes, cuya conectividad se hace a través de internet o técnicamente hablando a través del protocolo TCP/IP. Para que un producto reciba el calificativo de inteligente debe cumplir al menos con las siguientes características:
  • Tener instrumentos, principalmente sensores.
  • Tener inteligencia, gracias a una CPU.
  • Capacidad de interconexión, preferiblemente a través de un medio inalámbrico.
Estos dispositivos tienen la capacidad de conectarse entre sí y con otros sistemas, permitiendo una comunicación bidireccional en la que se intercambian datos que se obtienen a partir de eventos; todo esto partiendo del principio de que “Todo lo que pueda conectarse a internet se conectará”. Algunos ejemplos de aplicación de IoT son las pulseras cuantificadoras, los relojes inteligentes, vehículos autónomos y wearables por mencionar algunos usos que ya no son simples conceptos.
¿Por qué IoT es tan relevante?
En primer lugar, los productos inteligentes permiten a los fabricantes ofrecer productos con valores agregados que buscan mejorar la experiencia del consumidor, como por ejemplo la posibilidad de tener la información en cualquier lugar y momento, posibilidad de acceder a servicios personalizados, interacción con otros objetos y con el entorno, control remoto, automatización de tareas cotidianas, recomendaciones y ofertas personalizadas, localización e identificación, por mencionar algunas de las capacidades y servicios que ofrece IoT.
En segundo lugar, los datos serán “el petróleo del siglo XXI”, por lo que las compañías que sepan explotarlos tendrán una fuerte ventaja competitiva en el mercado. Los productos inteligentes son una fuente valiosa ya que los datos capturados por sus sensores permiten obtener información sobre los hábitos de consumo de los clientes, emociones (social media analytics) e incluso necesidades; información que permite experimentar, simular, planear estrategias del negocio y en términos generales aplicar los principios básicos del Business Intelligence.
Por otro lado, gracias a la cantidad de datos que genera y generará el alto volumen de dispositivos conectados a internet, los proveedores tienen la necesidad de mejorar sus infraestructuras existentes para poder soportar las demandas del mercado; obligándoles a hacer mejoras en las redes, capacidades de cómputo y de almacenamiento. Lo anterior representa claramente una ventaja para los consumidores. De igual forma la industria debe cambiar la manera de hacer las cosas, la agilidad en los procesos productivos es una necesidad y el desarrollo de productos bajo modelos secuenciales es obsoletos, por eso nacen disciplinas como la ingeniería continua.


Finalmente es importante resaltar que IoT no sólo impacta en los individuos y en la forma como estos viven, sino también en las ciudades. Hoy en día existe el término de ciudades inteligentes, concepto en el que sin dudas IoT es un pilar importante.


Conclusiones


IoT vino para quedarse y cambiar la forma en que vivimos, es el claro ejemplo de cómo la tecnología puede mejorar nuestra calidad de vida y facilitarnos las tareas cotidianas incluso en entornos productivos. Pero no sólo nuestro modo de vivir cambiará gracias al Internet de las Cosas, también las ciudades y la forma en que se desarrollan los productos sufrirán importantes transformaciones. 

Como es de esperar y como sucede con internet, IoT también tiene aspectos cuestionables como lo son la seguridad y la privacidad, aspectos de los espero escribir pronto en este blog.


Referencias y más información
[1] White Paper: How Will The IoT Disrupt Your Performance Monitoring Strategy? Publicado por SevOne.


[2] La vulnerabilidad de Internet de las Cosas (IoT), un riesgo para las empresas. http://diarioti.com/la-vulnerabilidad-de-internet-de-las-cosas-iot-un-riesgo-para-las-empresas/97704


[3] How an IoT platform can help enable enterprise transformation. http://www.ibmbigdatahub.com/blog/how-iot-platform-can-help-enable-enterprise-transformation